Etiquetas

, ,

Por suerte para nosotr@s esto no es más que una de suposición, ya que desde luego la ciudad que aparece no es Fuenlabrada y para nosotros no es más que eso, jugar a suponer. Pero lamentablemente para la gente que vive en Siria, (concretamente la ciudad es Homs) es una triste realidad. Lo que hace unos años era una de las ciudades más importantes del país, rápido se convirtió en tablero de batalla para unos y otros. El resultado es el que véis, ni un solo edificio en pie, muertos día si, día también.

Con esta situación, la inmensa mayoría cogió lo poco que podía rescatar de los escombros y emprendió una huida hacia delante con múltiples destinos, zonas dentro de la propia Siria donde no hubiera guerra, países vecinos como Turquía o Jordania o Europa. Unos trayectos que sin lugar a dudas no son un camino de rosas y que desgraciadamente en la necesidad de unos, otros han visto negocio, y se aprovechan de la situación para hacerse con los pocos ahorros que estos refugiados pueden tener para llenarse las arcas…un dinero que, mira tu por donde, en muchos casos acaba en Luxemburgo, Liechtenstein, Andorra, San Marino…el patio trasero de Europa y que nos debería de avergonzar como se siguen permitiendo estos paraísos fiscales. En este sentido os recomendamos este artículo de Roberto Saviano.

Esta situación con los refugiados no es nueva, y los desplazamientos llevan desde el principio de la guerra, solo que a los gobiernos europeos solo les ha empezado a preocupar en el momento en el que los refugiados han empezado a llamar a la puerta de Europa pidiendo asilo y los hemos tenido delante de nuestras narices, con la prensa de testigo retransmitiendo tragedias como la de Aylan, uno más de los muchísimos que quedan por el camino.

Ante esta situación el inmovilismo europeo quedo completamente retratado, con una serie de países que no estaban dispuestos aplicar un mínimo sentido de solidaridad. Después de reuniones y más reuniones, se acordó en septiembre acoger a 160000, una cifra totalmente ridícula para la cantidad de gente que estaba en camino. Cifra que por otra parte no se ha cumplido ni por asomo.

Con este panorama el tiempo ha ido pasando y la situación no ha mejorado, de hecho lo que tímidamente empezó con controles fronterizos, se empezó a expandir con la suspensión temporal en muchos casos del acuerdo de Schengen, algo que a partir de los atentados de París se hizo por seguridad, y ya que el Pisuerga pasa por Valladolid pues aprovechamos.

las lagrimas de cosset

Actualmente la deriva que ha ido tomando la situación esta cogiendo unos tintes muy peligrosos. Como servirse de los incidentes ocurridos en Alemania en la celebración de fin de año para criminalizar a los refugiados y los intentos cada vez menos disimulados para vincular terrorismo con refugiados (a estos últimos decirles que de todos los terroristas de Francia en enero y noviembre, eran europeos a excepción de uno solo).

Ante esto creemos que deberíamos hacernos dos preguntas:

  • ¿Porqué en vez de cerrar los ojos ante la situación no hacemos nada para que, por una parte, esta gente no se vea obligada a abandonar sus hogares, y por otro lado, luchar y derrotar a las mafias que trafican con personas?
  • ¿Acaso hemos olvidado cuál fue el motivo por el que se empezó a construir el proyecto europeo y la creación de Schengen?

Estas dos preguntas no solo van dirigidas a los políticos, también va a cada uno de nosotr@s para que seamos conscientes y presionemos en este sentido para no permitir los despropósitos ocurridos en los últimos meses y no olvidar que tiempo atrás fuimos nosotros mismos los que estuvimos al otro lado del tablero. La foto de abajo no es Siria, es Fuenlabrada.

Imagen extraída de Memorias de Fuenlabrada

Imagen extraída de Memorias de Fuenlabrada

Anuncios