Etiquetas

, ,

España necesita un gobierno de cambio

Ya han pasado más de 40 días desde las elecciones del pasado 20 de diciembre, pero no ha sido hasta este martes cuando finalmente se ha dado un paso al frente para la búsqueda de la formación de gobierno.

Después de las navidades, el rey inició la ronda donde se suponía que la fuerza más votada, el Partido Popular tendría que haber iniciado dicha tarea. Pero en un ejercicio de irresponsabilidad Mariano Rajoy declinó la propuesta del rey, lo que ha forzado una nueva ronda en la que esta vez Felipe VI ha propuesto a Pedro Sánchez, quien sí ha aceptado. El Partido Socialista sabe que el reto es grande, pero también ha demostrado que ha dejado atrás el tiempo electoral, ahora lo que la ciudadanía pide es acuerdo y entendimiento y dejar de lado el tacticismo.

Dialogar, confrontar ideas y pactar. La esencia de la política

Es ahora este el tiempo que nos toca y donde los valores expuestos arriba son más necesarios que nunca. No se trata solo la búsqueda del poder en sí mismo, si no de que se va a hacer con el. Primero es el momento de ver el “para que” y una vez llegado a un acuerdo se tendrá que decidir “quienes”. Por eso desde el Partido Socialista se tiene claro cuales son los cuatro ejes principales sobre los que trabajar para llegar a un entendimiento.

  • Por una recuperación justa

Uno de los ejes fundamentales de este nuevo tiempo es la lucha contra la desigualdad. Y esto no consiste en crear políticas que se parezcan más a juegos de malabares que maquillan las cifras. Mientras el actual gobierno en funciones se da palmaditas en la espalda por lo bien que esta haciendo, no para de crecer el número de personas que viven bajo el umbral de la pobreza mientras una élite no ha hecho más que enriquecerse. Un país serio no puede dejar atrás a su gente y no saldremos de la crisis mientras existan políticas que crean ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda.

  • Pacto por la educación, ciencia y cultura

Los últimos cuatro años de gobierno se han caracterizado por tener al peor ministro de educación (con mucha diferencia). Se paso de una figura como Ángel Gabilondo, una persona que buscó con ahínco el acuerdo y mejorar la educación en nuestro país, a Wert, el cuál quedará marcado por una ley que no quiere nadie, ni los propios gobiernos autonómicos del PP. El que le sucedió (Méndez de Vigo) no ha estado mucho tiempo en el cargo por suerte, ya que un ministro de educación que considera que hay muchos universitarios queda ya perfectamente retratado.

En cuanto a ciencia y cultura sin lugar a dudas el objetivo principal esta en aumentar las partidas para I+D+i que fulminó el gobierno de Mariano Rajoy, así como también reducir el IVA cultural, que supone toda una lacra para el sector.

  • Acuerdo contra la violencia de género

Esta es una lacra que nos tiene que avergonzar como sociedad y que solo con el esfuerzo de todos y todas conseguiremos acabar con el terrorismo machista. Por ello profundizaremos en la ley que ya en su día instauró el anterior gobierno socialista de Zapatero. Queda mucho por hacer y hay que seguir ofreciendo todo el apoyo y protección tanto a las víctimas de violencia de genero como a sus familiares. Que ninguna denuncia se quede sin atender e investigar y que se cumplan las penas contra el maltratador.

  • Regeneración política e institucional

Las instituciones tienen que estar al servicio del ciudadano y tanto políticos como funcionarios tienen que estar dedicados al cuidado y protección del interés común y no para favorecer sus intereses particulares o el de terceros. Por ello, y siguiendo la linea que internamente ya se ha marcado el Partido Socialista trabajaremos en medidas contra la corrupción como por ejemplo acabar con los aforamientos o la publicación de bienes antes y después de tomar posesión de cargo público.

  • Recuperación del Estado de Bienestar

Como nación europea, si por algo era reconocida España era por sus políticas en cuanto al Estado de Bienestar, donde en muchos casos hemos sido pioneros. Estos avances siempre se han producido bajo bandera socialista y en este nuevo tiempo tenemos la obligación de volver a recuperar todo lo que el PP ha arrebatado a la sociedad en esta última legisltatura. Pero no nos detendremos ahí, aún queda mucho por avanzar como por ejemplo la universalización de la educación de 0 a 3 años, la reducción de listas de espera en sanidad o abrir el debate sobre muerte digna.

  • Reconstrucción del Pacto de Toledo

La conocida como “hucha de las pensiones” ha sufrido un importante bajón en estos últimos años debido en parte a la pérdida de ingresos ya que hay menos cotizantes y que aumenta el número de pensionistas. Ante esto Rajoy y su gobierno han hecho que mejor se les da, inmovilismo. Total a ellos y sus familiares, con sus planes de pensiones privados no les va a afectar. Es por eso que tiene que ser un gobierno progresista el que se encargue de protegerlo. Para que el día de mañana, después de una vida de trabajo podamos disftutrar de una pensión que tan duramente nos hemos ganado.

  • Búsqueda de un gran pacto por Europa

Estamos asistiendo en esta última etapa a una deriva peligrosa en lo que al proyecto europeo se refiere. Ya sea en lo referente a políticas de “austericidio” donde lo que esta primando es el pago de deuda e intereses y dejando de lado a las personas, como por otra parte la conocida como “crisis de los refugiados”. Sobre esta última decir que es una autentica vergüenza ver como se pretende llevar a cabo políticas que levantan muros en vez de tender la mano. De la misma manera que a los europeos se nos acogió después de la II Guerra Mundial en general y la Guerra Civil en el caso particular de España.

Es por ello que el Partido Socialista no entiende Europa si no es como un proyecto de unión entre pueblos y libre de fronteras, así que frente a las políticas que quieran acabar con Schengen tendrán al PSOE enfrente suya.

  • Reforma constitucional

Por último, pero no menos importante, ha llegado el momento de abrir el proceso para la reforma de nuestra carta magna. Han pasado casi 40 años de su creación y España es un país muy distinto de aquel que se desperezaba después del letargo que supuso la dictadura franquista. Por tanto necesitamos dotarnos de una constitución para la España del Siglo XXI, donde tenga cabida la protección de los derechos individuales y colectivos de los españoles, así como un marco territorial en el que se puedan encajar las distintas ideologías y sensibilidades que componen nuestro país.

Desde luego la tarea no será fácil, pero tener por seguro que el PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza trabajará para llegar a un acuerdo y desatacar la actual situación en la que nos encontramos inmersos y avanzar para una España mejor que la que nos ha dejado actualmente Mariano Rajoy.

 

Anuncios