Etiquetas

, , ,

Desde hace ya unos cuantos días de forma más o menos clara se viene oyendo. Si guardas un momento en silencio seguro que lo percibes, ¿no lo notas? Es el rechinar de dientes que tiene la derecha desde que el pasado 24 de mayo se dieron el tremendo batacazo electoral, que a la postre supuso una gran pérdida de poder.

Desde entonces, y ante tanta concejalia perdida se están dedicando sistemáticamente a buscar hasta debajo de las piedras cualquier mínimo detalle para atacar a quien les ha relevado en el poder, ya sea PSOE o Podemos, (Ciudadanos no, total, son primos hermanos) Como paradigma esta el caso de Guillermo Zapata. Desde aquí no defendemos ni mucho menos los tweets que el mismo lanzó, pero nos parece cuanto menos hipócrita que aquellos que se les llenaba la boca con “¡Zapatero! ¡al hoyo con tu abuelo!” vayan de dignos y de defensores y garantes de las victimas.

Uno de esos tweets como ya sabréis era una broma de bastante mal gusto sobre Irene Villa. La misma que le quito importancia al asunto, curioso que unos se empeñen en defenderla cuando ella misma es la que en ningún momento ha mostrado necesitarla. Al final y gracias a la presión ejercida el juez Pedraz imputó a Zapata, con lo que debería de prestar declaración el próximo 7 de julio. Pero al final y en parte gracias a la intervención de la propia Villa el juez ha desestimado el caso. ¿Solución? Ahora esa derecha no hace otra cosa que atacar a la propia Irene Villa de la forma más cruel injuriosa, acusándola de traicionar a las victimas. Todo un esperpento.

CI6c8pgWwAA5BOv CI60WjbWwAAOnSE

En fin. Se ven nerviosos, ya que saben en su interior que el cambio que se abrió el pasado 24 de mayo no parará hasta el próximo noviembre…o cuando tenga a bien el Presidente-Plasma convocar elecciones.

Anuncios